0

Introducción

Acreditación y certificación son términos que a menudo, se usan de manera errónea. Inevitablemente, en una industria llena de programas de certificación auditables, estándares, reglamentaciones y requerimientos, existe una jerga técnica extensa. Para ayudarlo, en Los Requerimientos de Evaluación Comparativa de GFSI, encontrará un glosario de términos exhaustivo.

Un buen punto de partida es asegurarse que comprende las siguientes definiciones:

  • Acreditación: Un proceso por el cual un organismo de autoridad otorga reconocimiento formal de la competencia de un organismo de certificación para brindar servicios de certificación contra un estándar internacional.
  • Certificación: un proceso por el cual los organismos de certificación acreditados, basados en una auditoría, proporcionan garantía escrita de que los requerimientos de seguridad alimentaria y los sistemas de gestión y su implementación cumplen con los requerimientos.

En marzo de 2011, GFSI publicó un Resumen Ejecutivo denominado “Aumentar la seguridad alimentaria por medio de la certificación de terceros” que está disponible para descargar aquí. Los lectores encontrarán una visión general completa del proceso de certificación.

Acreditación: Cómo funciona

El organismo de certificación debe tener sistemas implementados para garantizar la capacidad de todo su personal. En especial, necesitan demostrar que sus auditores son competentes. Para confirmar que dichos sistemas estén vigentes, el organismo de acreditación utiliza uno o dos estándares de la Organización Internacional de Estándares (ISO por su sigla en inglés): ISO/IEC Guía 65 o ISO/IEC 17021.

Los dos estándares contienen requerimientos similares sobre cómo debe funcionar un organismo de certificación. Ambos tratan situaciones de prevención de conflictos de interés, administrando la información de los clientes, calificando al personal en forma apropiada, calibración del auditor y muchos otros aspectos relacionados con el proceso de certificación.

Existe una diferencia técnica entre estos dos enfoques que se explican en el Resumen Ejecutivo. Se refiere a la diferencia entre sistemas de gestión y sistemas de productos.

Se les ayuda a seguir las reglas y a aplicar los estándares para afirmar la entrega consistente de programas de certificación del Foro Internacional de Acreditación (IAF por su sigla en inglés), su asociación mundial. Trabajando juntos, han desarrollado un mecanismo para implementar esta consistencia que es el Acuerdo de Reconocimiento Multilateral del IAF.

Certificación: Cómo funciona

Existe un proceso de administración inicial siguiendo la selección de un organismo de certificación. Este comprende completar documentos de solicitud y se convierte en la base del contrato. Ayuda a calcular la duración de la auditoría y la asignación del auditor apropiado.

Se debe programar la auditoría en una fecha dentro de un período de producción pico.

La auditoría determina cómo un establecimiento identifica e implementa controles de seguridad alimentaria para cumplir con los requerimientos del estándar.

Las auditorías de certificación son siempre no consultivas. Esto significa que el auditor no está autorizado a instruir o aconsejar.

El auditor revisa los planes HACCP, procedimientos, políticas, condiciones físicas y registros y observan la implementación de los planes en la fábrica.

Cualquier no conformidad observada está documentada y en la conclusión de la auditoría se informará a la fábrica.

Se prepara un informe formal en un formato desarrollado por el programa de certificación. Para obtener la certificación, se requiere que la fábrica corrija todas las no conformidades y prevenga su recurrencia. Cada programa de certificación tiene sus propios requerimientos de línea de tiempo para estos cierres.

El organismo de certificación revisa la evidencia presentada y decide si acepta o solicita una nueva presentación. En algunos casos, que pueden ser prescriptos por el programa de certificación, puede requerirse de una visita a la planta adicional para verificar el cierre.

La decisión final sobre la certificación no es con el auditor, pero con alguna persona del organismo de certificación que no participó en la auditoría o la fábrica.

Se requiere de una nueva certificación anual. Las reglas pueden variar de acuerdo con el programa de certificación, pero en general, el tiempo estará cerca de la fecha la auditoría de certificación inicial.

Credibilidad

En los últimos años, las auditorías de terceros han pasado por un examen crítico por parte de los medios dominantes. Las plantas que cuentan con excelentes clasificaciones informadas por parte de estos auditores independientes han sido relacionadas con brotes asociados a enfermedades severas y muertes y han sido posteriormente cerradas por los organismos regulatorios. En la mayoría de los casos reportados a la fecha, estas instancias fueron acuerdos individuales entre proveedores y agencias de auditorías independientes y no acreditadas, sin ningún tipo de supervisión o reconocimiento.

La certificación acreditada no otorga una garantía de seguridad alimentaria y tampoco previene los incidentes de seguridad alimentaria. Proporciona un marco probado de revisiones y balances que aumentan significativamente el rigor del proceso de auditoría y reduce el riesgo de las fallas en seguridad alimentaria.

Las empresas alimenticias no deberían confiar solamente en las auditorías de terceros para proporcionar evidencia de su cumplimiento con la seguridad alimentaria, ellas son una herramienta para utilizar en una estrategia para la gestión de la seguridad alimentaria. Sin embargo, las auditorías de certificación de terceros acreditados, si se las utiliza correctamente, son herramientas válidas para cualquier empresa alimenticia que busque implementar y mantener comportamientos y prácticas dentro sus instalaciones.